viernes, 21 de diciembre de 2018

El 20 de diciembre y la persecución campesina en Panamá



Por: Alberto Espino, estudiante FCA UP, miembro del Polo Ciudadano

   Ante la cacería montada hoy 20 de diciembre, por la ola de detenciones ilegales que a estas horas se están desarrollando en contra de humildes campesinos y productores, meditamos lo siguiente:

  • Desde un día como hoy 20 de diciembre, hace 29 años, en que fuimos invadidos y nos fue impuesto un régimen neoliberal juramentado en las bases militares gringas, nuestros gobiernos se han mantenido títeres de la oligarquía que pidió la invasión.
  • 29 años atrás, un día como hoy, el imperio norteamericano activó la Operación Blind Logic (Lógica Ciega), aprovisionando a las elites de los medios masivos para divulgación permanente de sus doctrinas.
  • Desde entonces seguimos invadidos por gobernantes ineptos y corruptos mimetizados en partidos tradicionales protegidos bajo el paraguas impune de diplomáticos imperialistas.
  • A partir de esa fecha esta élite neoliberal ha de gozar la alternancia permanente del poder desde la cabeza indistinta de los partidos, burlando el proceso democrático electoral, gracias a las reglas del juego dictadas por ellos y para ellos.
  • Un día como hoy hace 29 años los piratas de la elite se apropiaron de los bienes comunes a través de acciones legales legitimadas por el aparato de gobierno como su instrumento particular.
  • Hoy conmemoramos 29 años de desmejoramiento intencional de las instituciones que velan por el bienestar y calidad de vida de la población.
  • Desde aquel triste día seguimos invadidos por las transnacionales que por un lado son extractivistas de nuestros recursos importados con toda exoneración, y que por el otro son importadores de insumos asesinos de la población.
  • Desde esa fatídica fecha se apropiaron de las semillas al promocionar las patentadas, y utilizan las organizaciones para proliferar su masificación con propósitos monopólicos al extinguir nativas y criollas custodiadas por campesinos.
     Pero es posible revertir esto. Podemos seguir enumerando síntomas evidentes del CAPITALISMO NEOLIBERAL que invade nuestro istmo. Podemos seguir señalando el desplazamiento de la población, la gentrificación, la criminalización de la protesta, mas todo esto es el efecto consecuente de seguir subyugados por quienes ostentan el poder, no importa cuál partido tradicional vaya a contienda cada quinquenio. Seguimos invadidos desde dentro, abramos los ojos.
     Esta cacería que hoy revivimos en Panamá contra el campesinado viola el artículo 9 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Campesinos y otros Trabajadores de la Tierra en las Zonas Rurales, aprobada hace 3 días en la sede la ONU en New York el 17 de diciembre de 2018, y que nos sentimos orgullosos de ser testigos por años de esta consecución, lucha que duró casi dos décadas. Coyunturalmente, esta criminalización sistemática de la legítima protesta campesina debe servir para presionar con carácter de extrema urgencia a la Asamblea Legislativa para adoptar este instrumento jurídico en nuestra legislación.
     La celeridad con que actúa la policía nacional irrumpiendo en hogares de humildes campesinos, fungiendo como lazarillos del órgano judicial, ordenados por el ejecutivo bajo el régimen neoliberal, todos estos involucrados por generaciones en actos de corrupción comprobada, lavado de dinero, narcotráfico, prevaricación, tráfico de influencias, extralimitación de funciones, desfalcos al erario público, mala administración y demás, nos deja un mensaje claro del por qué no actuan efectivamente contra sus homónimos los pandilleros, y líderes de las mafias de quienes tienen informes de inteligencia en cuanto a sus movimientos.
     Contra ellos no actúan porque les funcionan como disruptores sociales. Las unidades de la Policía Nacional a pesar de que son entrenadas para no pensar, sino para obedecer, juramentaron el proteger y servir a la población. Apelamos en su conciencia a ese instante. El desacato fundamentado contra una orden ilegal no viola los principios constitucionales ni la cadena de mando de liderazgo. La justicia en el actuar es hacer Patria.
     La manipulación de la justicia como lo es la evidente persecución a los campesinos que protestan las ineptitudes de funcionarios que responden a los intereses de empresarios mercaderes de la salud alimentaria es vergonzoso para el uniforme, y deshonran como conciudadanos por gozar del derecho a portar armas para represión popular, justo como los invasores hoy lo hicieron hace 29 años.


#20deDiciembreDUELOnacional      #VivaLasLuchasCampesinas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario