miércoles, 29 de noviembre de 2017

Henda'ŷva Los que no tienen lugar

Una práctica constante de las grandes corporaciones, es que funcionan impunemente por medio del soborno e infiltración en el ámbito gubernamental. Sus operaciones industriales muchas veces involucran el desplazar a poblaciones enteras utilizando como herramienta el propio aparato de represión y manipulación de funcionarios públicos, los que se prestan para este tipo de fechorías, quienes con su actuar logran solo beneficiar a un puñado de empresarios en detrimento de las masas.

El fenómeno descrito, que vemos plasmado en este documental que cubre una experiencia en una región suramericana lo vemos en Panamá, con el proyecto Barro Blanco y otras represas (como Chan "n") que igualmente se erigen en las servidumbres públicas fluviales, privatizando sistemáticamente el agua fuente de vida natural. Para ello las transnacionales se han valido de meter en la payola a los líderes comunales, conduciendo a sus representados a un abismo ciego, creyendo que les representan verdaderamente sus intereses. Se hacen pasar por legítimos a través de sus diálogos públicos convincentes, pero tras bastidores y bajo la mesa se ocultan sus transacciones y acuerdos a espaldas del pueblo. Los resultados se ven con el pasar del tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario