sábado, 7 de octubre de 2017

Un nuevo paso adelante en el proceso de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinos

La Vía Campesina, FIAN Internacional y CETIM y sus socios se complacen en anunciar la adopción por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de una nueva resolución sobre los derechos de los campesinos por una amplia mayoría. Después de varios años de trabajo intensivo, este es un importante hito en la victoria en la defensa de los derechos del mundo rural.

Ginebra, 3 de octubre de 2017 - La resolución sobre los derechos de los campesinos fue aprobada por la ONU el viernes 29 de septiembre de 2017 por 34 votos a favor, 11 abstenciones y 2 en contra. Encomienda al Grupo de Trabajo Intergubernamental que finalice la "Declaración sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales". También prevé su adopción en 2018 por los Estados miembros de la ONU. Algunos de los derechos incluidos en esta declaración incluyen:
  • Derechos a los recursos naturales y derecho al desarrollo - Según esto, los campesinos y demás personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a tener acceso y utilizar los recursos naturales que sus comunidades necesitan para disfrutar de condiciones de vida adecuadas. Tienen derecho a participar en la gestión de estos recursos ya disfrutar de los beneficios de su desarrollo individual o en colaboración con otros
  • Derecho a la alimentación y soberanía alimentaria - Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a una alimentación adecuada y el derecho fundamental a estar libres del hambre. Esto incluye el derecho a producir alimentos y el derecho a una nutrición adecuada que respete sus necesidades y particularidades sociales y culturales, lo que garantiza la posibilidad de disfrutar del más alto grado de desarrollo físico, emocional e intelectual. Los titulares de derechos reconocidos en esta Declaración tienen derecho al derecho a la soberanía alimentaria. El derecho a la soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos saludables y culturalmente apropiados producidos mediante métodos socialmente justos y ecológicamente sensibles.
  • Derecho a la tierra y otros recursos naturales - Los campesinos y otras personas que viven en zonas rurales tienen derecho, individual y colectivamente, a las tierras, cuerpos de agua, mares costeros, pesquerías, pastos y bosques que necesitan para alcanzar un nivel de vida adecuado, tener un lugar para vivir en la seguridad, la paz y la dignidad y para desarrollar sus culturas.
  • Derecho a las semillas - Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a las semillas, entre ellas: a) El derecho a la protección de los conocimientos tradicionales relativos a los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; b) El derecho a participar equitativamente en el reparto de los beneficios derivados de la utilización de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; c) El derecho a participar en la toma de decisiones sobre cuestiones relacionadas con la conservación y la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; d) El derecho a guardar, utilizar, intercambiar y vender semillas o materiales de reproducción almacenados en granjas.
  • Derecho a la diversidad biológica - Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho, individual o colectivamente, a conservar, mantener y utilizar de manera sostenible la diversidad biológica y los conocimientos asociados, incluso en la agricultura, la pesca y la ganadería. También tienen derecho a mantener sus sistemas agrarios, pastorales y agroecológicos tradicionales de los que dependen su subsistencia y la renovación de la biodiversidad agrícola.
  • Derecho de las mujeres campesinas - La Declaración busca eliminar la discriminación contra las campesinas y otras mujeres que trabajan en las zonas rurales, a fin de asegurar, en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, que gozan plena y equitativamente de todos los derechos humanos y libertades fundamentales y que busquen, participen y se beneficien de su desarrollo rural económico, social y cultural.
Después de este importante paso, las negociaciones de la Declaración continuarán en 2018. Llamamos a todos los Estados a participar activamente en el Grupo de Trabajo Intergubernamental ya asegurar la pronta aprobación de la Declaración. Los campesinos, otras circunscripciones rurales y sus partidarios estarán observando su participación.
**** 
Contactos:
  • Henry Saragih - Comité Internacional de Coordinación La Via Campesina: hsaragih@spi.or.id
  • Ana María Suárez Franco - Representante Permanente Internacional de FIAN en Ginebra: +41 787 96 22 54; E-Mail: suarez-franco@fian.org
  • Melik Ozden - Director del CETIM (Centre Europe-Tiers Monde): +41 22 731 59 63; contact@cetim.ch

No hay comentarios.:

Publicar un comentario