miércoles, 30 de agosto de 2017

Sobre inseguridades, miedo al cambio, a la superación...


Resultado de imagen de zancadilla dibujo
El síndrome de Procusto define a aquellos que, al verse superados por el talento de otros, deciden menospreciarlos. Incluso deshacerse de ellos. El miedo los lleva a vivir en una continua mediocridad, donde no avanzan ni dejan que otros lo hagan.
MUCHAS PERSONAS que se sienten inseguras o carentes de destrezas tratan de dañar a las que ven como su competencia, a quienes destacan o pueden hacerles sombra. Este fenómeno se conoce como síndrome de Procusto. Según la mitología griega, Procusto, hijo de Poseidón, fue un posadero terrorífico que torturaba, amputaba o mataba a martillazos a todos los que se hospedaban en su casa si su tamaño no coincidía con la longitud de su cama. Si eran más altos, les serraba las partes del cuerpo que sobresalían, y a los que el lecho les quedaba grande, los descoyuntaba a golpes. Este tirano, de estatura descomunal y fuerza desmesurada, terminó probando su propia medicina cuando Teseo le retó a medirse en su propia cama.

En la actualidad utilizamos el concepto de síndrome de Procusto para definir a aquellos que tratan de deshacerse o de menospreciar a los que son más brillantes que ellos. Son ejemplo de intolerancia hacia lo que es diferente, pero, sobre todo, hacia lo que es mejor. Procusto cortaba la cabeza o los pies de quien sobresalía de su camastro, y muchos compañeros de trabajo y líderes boicotean, humillan y limitan a los que destacan respecto a ellos porque se convierten en una amenaza.

UN GESTOR INTELIGENTE SIEMPRE DEBERÍA QUERER RODEARSE DE PERSONAS MÁS CAPACITADAS, MÁS CREATIVAS QUE ÉL
Podemos encontrar huellas del síndrome de Procusto en todos los ámbitos, desde la empresa a la política, el deporte o la educación. Está presente en cualquier organización, pública o privada. Son muchos los que ansían el poder, ya sea tratando de alcanzarlo por méritos propios o degradando a los que pueden competir con ellos. Todos conocemos a alguien de nuestro entorno que se comporta de esta manera mezquina y ruin, conscientemente o no. ¿Cómo detectarlos a tiempo?

Muestran inseguridad y un sentimiento de inferioridad. Este tipo de individuos se ven amenazados por quienes ellos creen que podrían superarlos. Que alguien presente ideas mejores que las suyas podría dejarlos en evidencia frente a un superior. El miedo a perder su posición, poder o jerarquía subyace en estos casos.

Están a la defensiva. Es posible que se trate de alguien que se siente poco creativo, no tan inteligente, menos talentoso que otros. Cuando se ven frente a una amenaza, una de las soluciones a las que recurren es tratar de adelantarse a su rival. Pero carecen de recursos para superarse, de modo que en lugar de esforzarse y potenciar sus capacidades, tratan de limitar las de los otros. Piensan que así terminarán siendo todos iguales.

Acaparan tareas. El nivel de competitividad con el que se trabaja en ciertos entornos implica para algunos querer ganar a toda costa. Más de uno asume proyectos para los que no tiene tiempo con tal de que no se los asignen a un compañero que pueda sorprender haciendo un mejor trabajo.

Realizan atribuciones irracionales y pueden llegar a pensar que el hecho de que otros sean brillantes implica necesariamente que ellos no lo son. Pero la creatividad, la habilidad, la capacidad o el entusiasmo se dan por doquier, no se agotan porque alguien los posea.

Rechazan el cambio. Hay empleados, o jefes, que llevan años en una organización y trabajan a un ritmo determinado, acomodados en su situación. Verse sorprendidos por alguien con mayor motivación y entusiasmo, con ganas de cambiar para mejorar, conlleva que ellos tengan que adaptarse también a una nueva forma de hacer las cosas que los saca de su zona de confort.

Suelen juzgar las opiniones de los demás desde su propio punto de vista. Para ellos, sus ideas son las únicas válidas, y todo lo que difiera no tiene cabida. De esta manera boicotean el pensamiento creativo y las ideas del grupo, dificultando el trabajo en equipo.

2131PSICO01
Aquel que sufre el síndrome de Procusto puede terminar desen­cadenando un trastorno psicológico. Nos han educado en valores como el esfuerzo, la disciplina, la responsabilidad y la perseverancia. El hecho de ser castigado y humillado por aportar algo a una organización es contradictorio con esos valores. Las consecuencias pueden ser devastadoras personal y laboralmente para la víctima, que se verá limitada, cuestionada o ridiculizada. Los efectos también son nefastos para la organización, que pierde ideas, innovación y una sana capacidad de competencia.

Un empresario o un gestor inteligente siempre debería querer rodearse de personas más capacitadas, más creativas y más ingeniosas que él. Tener talento y aportar un valor añadido en un trabajo es la mejor manera de innovar y crecer. Y esto implica correr riesgos. Los empresarios tienen miedo de formar e invertir en empleados que luego vayan a cambiar de puesto. Pero si se quiere crecer, hay que arriesgar y fomentar una política de personal que retenga el talento en la empresa. Quien ejerce el síndrome de Procusto no trabaja en equipo y rechaza la posibilidad de aprender de los que le rodean. Es más, los fulmina. Entiende que la manera de ser todos iguales es torpedear a los brillantes. El miedo a verse superado lleva a muchas personas a vivir en una continua mediocridad, donde ellos no avanzan pero tampoco permiten que otros lo hagan.

Fuente: El País Semanal

domingo, 20 de agosto de 2017

EN LA SEMANA DEL LIBRO, ARCHIVOS SECRETOS: Infiltración del Gobierno Torrijista en la UP

Una prueba histórica de la infiltración gubernamental en la luchas estudiantiles para deslegitimizarlas podemos encontrarla remontándonos a un acto celebrado en la Semana del Libro del año 1973, específicamente en la tarde del 24 de septiembre, contando con la presencia de una docena de embajadores y otros cuerpos diplomáticos en los que estudiantes universitarios irrumpieron en la Librería de la Universidad de Panamá, arrancando la bandera norteamericana del puesto de exhibición gringo, la tiraron en los estacionamientos, y una vez rociada de gasolina le prendieron fuego. Lo interesante era que el embajador del país imperialista oportunamente no se encontraba presente ante semejante acto para él bochornoso, y no asistió a raíz de una llamada...

A continuación el documento extraído del original:





Aquí el documento traducido.

domingo, 13 de agosto de 2017

El activismo estudiantil está siendo saboteado y por eso es importante

Los políticos y la policía están tratando de despolitizar los sindicatos estudiantiles y reprimir el activismo estudiantil. Para fortalecer la lucha contra esto, necesitamos saberlo.


Los estudiantes han estado a la vanguardia del cambio social y político a lo largo de la historia moderna. Desde apoyar la lucha contra el apartheid, contra el racismo y contra la guerra de Vietnam, la participación de los estudiantes se ha vuelto más crucial que nunca para cualquier movimiento progresista. Lo vemos en el movimiento de hoy para Palestina, ya que los estudiantes de numerosas universidades lideran campañas para el boicot y la desinversión de Israel.

En Sudáfrica, el 16 de junio es el Día de la Juventud. El día conmemora el Levantamiento de Soweto durante el Apartheid en 1976, donde los estudiantes tomaron la iniciativa de protestar contra el Decreto Medio de Afrikaans. El decreto obligaba a las escuelas negras a utilizar el afrikaans como medio de instrucción desde el último año de la escuela primaria hasta la graduación, otra política discriminatoria que pretendía socavar la identidad de los sudafricanos negros mediante la supresión de su lengua indígena.

Junto con las protestas en Sudáfrica, las acciones de los estudiantes británicos en relación con el apartheid y durante la guerra de Vietnam influyeron en la opinión pública y ejercieron presión sobre el gobierno británico para que cambiara su política. La campaña estudiantil de 18 años contra Barclays, por ejemplo, eventualmente logró persuadir al banco para que dejara de comprometerse con el Apartheid en Sudáfrica. En 1980, sucumbiendo a la presión, el Consejo de Camden retiró sus fondos de Barclays. Un año más tarde, el Partido Laborista escuchó las demandas de los estudiantes y exhortó a todos los consejos controlados por el trabajo a cerrar sus cuentas. En 1986, 15 consejos locales boicotearon a Barclays. La campaña no se detuvo hasta que Barclays se despojó completamente del régimen del apartheid en marzo de 1987.

Fue la conciencia de los estudiantes de su deber hacia la humanidad, hacia sus compañeros estudiantes oprimidos en Sudáfrica, que hicieron una contribución significativa al cambio social. Como decía Nelson Mandela: "Ser libre no consiste simplemente en deshacerse de las cadenas, sino en vivir de una manera que respete y realce la libertad de los demás". Los estudiantes que se dedicaron a la campaña Barclays estaban verdaderamente comprometidos a respetar y mejorar la libertad de los tiranizados. Ellos conscientemente mantuvieron el valor humano y la dignidad.

Hoy en día, sin embargo, los políticos y la policía están deliberadamente tratando de despolitizar los sindicatos estudiantiles y reprimir el activismo estudiantil.

Las investigaciones realizadas por el Instituto de Investigaciones sobre Políticas (IPR) de la Universidad de Bath (UK) demostraron que las campañas políticas dirigidas por activistas estudiantiles no sólo son dirigidas por la policía, sino también por la inteligencia de seguridad corporativa. Se han empleado tácticas deplorables, como infiltraciones de grupos, recopilación de datos y manipulación de campañas.

En Panamá el brote de protesta estudiantil ha tomado a las autoridades por sorpresa a lo largo de la historia haciéndose comunes los incidentes de represión violenta. Las detenciones masivas, el asesinato y otras tácticas desproporcionadas disuadieron a muchos estudiantes de ejercer una ciudadanía proactiva para mejorar el activismo estudiantil dentro y fuera del campus.

Esta represión se mostró recientemente después del infame despojo en 2012 de las tierras universitarias de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panamá, a favor de 'empresarios ilustres', lo que provocó una protesta estudiantil. Si bien la amputación del patrimonio universitario puede haber sido el catalizador inmediato de la acción, las razones de los manifestantes fueron complejas. La movilización estudiantil fue un rechazo masivo de la agenda de educación superior del gobierno en su totalidad, desde la privatización de las instalaciones universitarias hasta salarios bajos, despidos de personal, privatización de la educación pública, la financiarización de los Recursos Naturales, el fomento a la injusticia social contra los pueblos y violación a la soberanía alimentaria. Fue un acto de honestidad y genuina preocupación ante la política que estaba jugando el gobierno contra el sistema educativo y contra la seguridad y soberanía a nivel general en Panamá.

En el año 2012, por ejemplo, se registraron importantes acciones en el campus, como ocupaciones y huelgas de hambre en la Universidad de Panamá. Como explica Carlos Bichet, estudiante Sigma Lambda de la Facultad de Derecho en huelga de hambre : "El propósito de la ocupación era protestar contra la dictadura civil a nivel nacional y dentro de la casa de Mendez Pereira (Universidad de Panamá) por las sanciones políticas sobre las demandas estudiantiles expulsando a los estudiantes con trayectoria en el movimiento estudiantil que son dirigentes, para amedentrar al estudiantado en general, quienes protestan precisamente contra la represión de las autoridades".

A nivel internacional, en Inglaterra testigos reportaron violencia policial al poner fin a la ocupación de la "Cámara del Senado". Además, la dirección de la Universidad de Sussex suspendió y excluyó a cinco estudiantes del campus por tomar medidas contra la privatización de las instalaciones del campus y por estar en solidaridad con el personal en huelga en todo el país.

El incidente mas notorio de infiltración fue el intento franco de la policía de Cambridgeshire (UK) de reclutar a un joven activista para que se convirtiera en un informante pagado para espiar a los estudiantes activistas. Los videos del incidente fueron capturados por el activista y cargados en Internet. El oficial fue grabado pidiéndole al activista que enfocara "cosas relativas a estudiante-sindicato" para beneficio de los oficiales de inteligencia. En el video, el gendarme continúa explicando que tales objetivos pueden ser grupos antifascistas y ecologistas, así como campañas relacionadas contra los recortes del gobierno y las protestas contra nuevos impuestos fiscales.

Una de las principales conclusiones de la investigación IPR afirma: "Socavar a los activistas es esencialmente socavar la democracia. La democracia deliberativa requiere la participación de la sociedad civil, pero si se sabotean los activistas y las campañas, entonces los términos en los que se toman las decisiones políticas y normas son cuestionados ".

El paso inicial y más importante para combatir el sabotaje del activismo estudiantil es la conciencia de los riesgos amenazados por tales intentos. Aumentar la conciencia podría fortalecer la lucha contra la depolicización y rescatar el activismo estudiantil.

En primer lugar, cuando los estudiantes son orientados con el objetivo de inhibir su influencia política y social, entonces la democracia y la libertad están en riesgo. Esto no sólo se debe al papel activo de los estudiantes en la conformación del cambio social y político, sino también porque si un grupo de la comunidad fue elegido con éxito, no hay razón para que otro grupo no sea blanco de la misma manera.

En segundo lugar, las universidades por su propia naturaleza son centros de conocimiento e iluminación. Cualquier obstaculización de la aplicación práctica de tal conciencia y conocimiento es en su mejor forma una forma de doble pensamiento y en su peor una traición de la educación. Los estudiantes asisten a la universidad para ampliar sus perspectivas, pensar de manera diferente y crítica y contribuir al progreso de la sociedad transformando el conocimiento teórico en práctica. Si los gobiernos afirman públicamente que este es el objetivo de las universidades, pero tratan de limitar su influencia, entonces el objetivo mismo de un establecimiento educativo es derrotado.

En tercer lugar, la atomización de la sociedad es una manifestación de "divide y conquista". Cuando los gobiernos desencaminan a los individuos sobre las cuestiones fundamentales que amenazan a la sociedad, nos volvemos interesados, trabajando únicamente en la búsqueda de motivos egocéntricos y dando la poderosa carta blanca en relación con los asuntos públicos. Diferentes grupos deben continuar formando coaliciones y sólidas redes de solidaridad para fortalecer la corriente de influencia política y social.

Otro gran paso es examinar formas de solidaridad y acción prácticas sobre el terreno. Tales acciones pueden incluir discutir asuntos en foros públicos, protestas masivas, piquetes y panfletos para influir en la opinión pública, cabildear con los diputados para ejercer presión sobre las políticas gubernamentales y formar coaliciones con grupos interesados.

Todas estas acciones requieren conciencia, autoconciencia y cambio de percepciones personales, todo lo cual lleva a una creencia en nuestra capacidad de hacer realmente un cambio. La creencia en nuestro propio poder para hacer contribuciones significativas y para canalizar positivamente esta energía es un factor crítico para materializar nuestras aspiraciones. Cuando aspiramos a la justicia, debemos mantener la firme convicción de que podemos hacer posible la justicia.

La politización es un componente necesario de la ciudadanía - protestar es ejercer la ciudadanía. La continua campaña para despolitizar a los estudiantes y obstaculizar el activismo estudiantil, eventualmente conduciendo al impedimento del impulso de nuestra juventud, es una gran pérdida no sólo para los estudiantes, sino para el bien de la sociedad en su conjunto.

martes, 8 de agosto de 2017

Presentación de Libro: HISTORIA AGRARIA Y LAS LUCHAS SOCIALES EN EL CAMPO PANAMEÑO

"Los problemas que enfrentamos en el sector agrícola panameño no son de tipo técnico, como pretenden algunos "desarrollistas", sino estructrales. Por ende, las soluciones no son de carácter tecnocrático, de medidas, sino políticas". Cita de Olmedo Beluche, en el libro Historia Agraria y las Luchas Sociales en el Campo Panameño, a presentarse el 16 de agosto en el Salón de Profesores de la Facultad de Humandades de la Universidad de Panamá, a las 10:00 a.m. Cordialmente invitados/as.




sábado, 5 de agosto de 2017

Fragmento sobre CORRUPCIÓN extraído del Foro sobre Soberanía Alimentaria 2017

Del Foro sobre Soberanía Alimentaria celebrado el 8 de abril de 2017 en la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, en conjunto con la Fundación Internacional Friedrich Ebert, adjuntamos aquí un extracto de la presentación.

Se trata de espacios importantes para la investigación agropecuaria y que se deben recuperar para beneficio de la comunidad científica que explora las alternativas tecnológicas distintas a las utilizadas por los grandes monopolios alimentarios.

viernes, 4 de agosto de 2017

Financiarización de la Naturaleza

EL PROYECTO DE LEY DE INCENTIVO FORESTAL, ¿Para conservación o para extracción?

El proyeto de Ley 0469 contiene 35 paginas en total; de ellas la polémica palabra 'extracción' aparece solo 3 veces; en contraste, su sinónimo mas sutil: 'aprovechamiento', aparece en 30 ocasiones, casi proporcional a la cantidad de páginas del documento, lo cual nos hace llevarnos las manos a la cabeza.

No vaya a ser que ocurra en Panamá lo mismo que en Argentina en ese rubro, en donde rechazan la Ley porque alegan "se trata de un instrumento de fomento económico al establecimiento de monocultivos" de especies exóticas para la región, "que pretende beneficiar a los grupos económicos del agronegocio con bonificaciones a sus costos de producción

Agregan ademas que la Ley forestal "no tiene ningún artículo que especifique qué especies arbóreas son las indicadas para cada territorio, tampoco plantea la remediación de los bosques nativos que se han talado en forma indiscriminada y que han traído como consecuencia inundaciones y modificación de ecosistemas reguladores de agua."

La redacción plasmada en la propuesta de Ley 0469 de incentivo para la 'conservación' forestal en Panamá, desgraciadamente se parece mucho a la argentina...

Seguidamente el documento en pdf (o automático para su descarga en dispositivos móviles)