sábado, 25 de marzo de 2017

IRONIAS DEL SISTEMA


GUERRAS DEL GUETTO DEL SIGLO XXI: PANDILLAS, MANO DURA Y LA NUEVA GEOGRAFÍA URBANA DEL CONFLICTO EN CENTROAMÉRICA by Dennis Rodgers

CONCLUSIONES:

"El cambiante panorama de la violencia en la América Central contemporánea ha sido ampliamente retratado en términos de una evolución en la economía política regional de la brutalidad, de la violencia política a la social.

Estos cambios podrían visualizarse mejor desde la perspectiva de la transición geográfica del área rural hacia la ciudad. De un movimiento de las 'guerras campesinas del siglo XX' (Wolf, 1969) a las 'guerras urbanas del siglo XXI' (Beall, 2006), en la manera en que diversos factores sociales, y los procesos espaciales que conforman la América Central contemporánea a su vez configuran la naturaleza del conflicto en forma de una 'cuestión urbana' contemporánea, análoga a la 'cuestión campesina' original de Wolf. Incluso si las nuevas formas de brutalidad urbana en la América Central contemporánea parecen ser marcadamente distintas a la violencia rural revolucionaria del pasado que apuntaba a cambiar los sistemas económicos desiguales, sus dinámicas estructurales subyacentes como la resistencia a la exclusión sugieren que pueden ser vistas como una continuación de Formas de conflicto (de clase) en un nuevo escenario.

Las nuevas 'guerras urbanas del siglo XXI' han involucrado una intensificación de la violencia, lo que ilustra esto en relación con los procesos de segregación socioespacial que afectan a las ciudades centroamericanas contemporáneas, la 'guerra contra las pandillas'. Así como una trayectoria evolutiva 'involutiva' parcialmente concomitante de las pandillas que pueden ser concebidas como la vanguardia de las masas empobrecidas en su lucha contra una clase de élite transnacional dominante y excluyente (véase Robinson, 2003).

Estos factores se han combinado para promover una manifestación de violencia cada vez más 'pobre sobre pobres' en Centroamérica, la cual cuando se considera en relación con la noción de que la brutalidad centroamericana contemporánea puede ser caracterizada como 'guerras urbanas del siglo XXI', parecería dar a entender que los habitantes de los barrios marginales de Centroamérica han perdido la guerra, y que la mayor parte de la violencia actual de la región se caracteriza como una forma de conflicto civil interno por sobrevivir entre los pobres habitantes de lo que Davis llama el 'planeta de los barrios marginales'.

Por lo tanto, éstos pueden denominarse con mayor exactitud «guerras de barrios de tugurios del siglo XXI», en la medida en que tienden a estar geográficamente restringidos a esas zonas. La cuestión obvia que plantea este análisis es ¿a dónde vamos desde aquí, y en este sentido, tengo poco en el camino que ofrecer para una respuesta, y menos aún de optimista.

En todo caso, la evolución distópica de las pandillas en Centroamérica hacia formas sociales más depredadoras e individualistas tiene que ser visto literalmente como un precursor terrible de las cosas por venir para la región, en la medida en que los jóvenes tienen un mayor instinto de supervivencia que los adultos, ... sin duda ... porque [se] adaptan mejor y más rápidamente a 'circunstancias excepcionales', como ha señalado el cineasta libanés Ziad Doueiri (1998), fabricante de la extremadamente potente película West Beyrouth (1998).

Visto desde este punto de vista, lo que la derrota de las pandillas como vanguardia de los pobres urbanos en las 'guerras urbanas del siglo XXI' después de los conflictos en América Central en última instancia significa, es no sólo el fin de los sueños revolucionarios históricamente asociados con la Región, sino también la consolidación práctica de la llamada 'era del neoliberalismo'."


lunes, 13 de marzo de 2017

VISTA DE UN CENTRO DE INVESTIGACIONES AGROPECUARIAS

Existe una marcada diferencia competitiva en los mercados internacionales cuando los gobiernos apoyan a su propio sector agropecuario. Una forma efectiva de brindar ese espaldarazo es por medio de la educación a nivel superior, enfocando presupuestos para infraestructuras en la investigación, fomentando así la evolución y el progreso de las universidades estatales independientes de entes corruptos del ejecutivo que tienden a rendirse a los intereses y directrices de grandes empresarios, donadores de campañas electoreras.

Mientras que en Panamá, gracias a ellos y al predominio de los funcionarios corruptos que lograron eliminar el Centro de Investigaciones Agropecuarias de la Universidad de Panamá en Tocumen, aquí en esta página (aunque sea virtualmente) tenemos la oportunidad de conformarnos con ver el 'pantallazo' de un Centro de Investigaciones Agropecuarias de una universidad pública holandesa.

  "