lunes, 26 de diciembre de 2016

PLANETA VIVO Informe 2016: Nuestra huella de producción y consumo.


Antes de que finalice el año 2016, es muy importante que le demos un vistazo a nuestra huella y como consumidores en general, estudiantes, docentes y productores, reflexionemos cuál ha sido nuestro aporte a la biodiversidad, así como el compromiso de adquirir nuevos métodos y conductas que beneficien la conservación del ambiente dentro de las actividades agropecuarias en el próximo 2017.


Debido a las actividades humanas, la vida silvestre global podría sufrir una disminución de hasta un 67 % en tan solo 50 años, en el periodo comprendido entre 1970 a 2020, tal y como recoge el Informe Planeta Vivo 2016. El estudio demuestra que los seres humanos estamos doblegando al planeta por primera vez en su historia, y resalta los cambios que deben hacerse en el modo en que la sociedad se alimenta y obtiene energía. 
Ver informe
De acuerdo con el informe, las poblaciones mundiales de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles han disminuido cerca de 58%, entre 1970 y 2012, el año más reciente sobre el que se tiene información. Estos datos indican que el mundo sigue una trayectoria que conduce a una disminución potencial de dos tercios en un lapso de cincuenta años, que se cumplen en 2020.

Por suerte, 2020 también es un año muy prometedor. En ese mismo año, los compromisos adquiridos en el acuerdo de París sobre el clima surtirán efecto y deberán realizarse las primeras acciones a favor del medio ambiente recogidas en el nuevo plan de desarrollo sostenible. Si se llevan a cabo, estas medidas, sumadas al cumplimiento de los objetivos internacionales para la biodiversidad fijados para 2020, pueden impulsar las reformas que requieren los sistemas alimentario y energético mundiales para proteger la vida silvestre global.

“La vida silvestre está desapareciendo en el curso de nuestras vidas, a un ritmo sin precedentes”, declaró Marco Lambertini, director general de WWF Internacional. “No se trata solo de las maravillosas especies que adoramos; la biodiversidad es el cimiento de los bosques, los ríos y los océanos saludables. Suprimamos las especies y estos ecosistemas colapsarán, junto con el aire limpio, el agua, los alimentos y los servicios climáticos que nos brindan. Tenemos las herramientas para solucionar el problema y debemos comenzar a usarlas ahora, si nos tomamos en serio la conservación de un planeta vivo para nuestra supervivencia y nuestra prosperidad”. 

Según el informe, para satisfacer las complejas exigencias de la creciente población humana, la producción de alimentos lidera la carrera por la destrucción de los hábitats y la sobreexplotación de la vida silvestre. Hoy la agricultura ocupa alrededor de un tercio del área terrestre del planeta y es responsable del 70% del uso del agua.

El informe expone soluciones para modificar la manera en que producimos y consumimos alimentos, con el propósito de contribuir a que el mundo se alimente bien de una manera sostenible. El informe también se centra en los cambios fundamentales que requieren los sistemas energético y financiero mundiales para satisfacer las necesidades sostenibles de las futuras generaciones.

Para proteger de forma idónea el medio ambiente y sostener al mismo tiempo el desarrollo económico y social, es necesario que los individuos, las empresas y los gobiernos efectúen con urgencia un cambio de sistema, con el objetivo de pasar de un enfoque de miras estrechas a un enfoque visionario que valore a las futuras generaciones.

Al resaltar los recientes acuerdos globales sobre cambio climático y desarrollo sostenible, el informe también da cuenta de la dinámica favorable que se está generando en el mundo. En particular, el informe reconoce que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es una guía fundamental para tomar decisiones que garanticen la valoración del medio ambiente, junto con los intereses económicos y sociales.

“Un medio ambiente natural fuerte es la llave para derrotar la pobreza, mejorar la salud y desarrollar un futuro justo y próspero. Hemos probado que sabemos cómo construir un planeta resiliente para las generaciones venideras, solo debemos actuar basándonos en ese conocimiento”. Lambertini


Fuente: http://www.wwf.org.co/?282650/Informe-Planeta-Vivo-2016-Riesgo-y-resiliencia-en-una-nueva-era#

No hay comentarios.:

Publicar un comentario