viernes, 28 de octubre de 2016

PASOS PARA "VOLVER A SER" INTELIGENTE:


En el Día del Estudiante el año pasado 2015 recibí un reconocimiento de la Universidad de Panamá por el liderazgo académico estudiantil y este año 2016, mientras en los patios de la Facultad de Ciencias Agropecuarias nos entretenían a los compañeros estudiantes con variados juegos distractivos, aunque retorna la tristeza a falta de nuestro CENTRO DE INVESTIGACIONES, recibí otro por el mejor índice académico de mi carrera por parte de la Facultad, que siento no los merezco. Agradezco el gesto del Rector y del Decano por ambos diplomas, y agradezco a profesores y a los líderes estudiantiles por sus obsequios, a los compañeros estudiantes por sus felicitaciones, que repito, siento no soy merecedor de semejantes detalles. Y es que así me sentía antes de recibir tales dedicatorias, y aún hoy me sigo sintiendo igual, porque soy igual a mis compañeros. Es mas, por inteligencia y memoria la gran mayoría, sino todos, me sobrepasan. Tampoco veo que yo sea muy dedicado, de hecho me describo a mí mismo que en cierto modo soy irresponsable y descuidado con mis quehaceres, y en todo sentido seguramente mis compañeros son mas puntuales y laboriosos que yo. Pudiera decirse que soy el mas "vivo" o "hábil" para el estudio, pero eso no aplica a la hora de honestamente evaluar una materia cuyo contenido se imparte igual para todos.

Entonces por qué obtengo tales premios? Es muy sencillo, les voy a confesar en unos pocos pasos la VERDAD que me fue revelada, y decirles cómo lo logré.

Para ello, antes asumiré que el lector es lo suficiente consciente como para reconocer que el hombre y la mujer no fueron creados por sí mismos, ni que ambos provienen de una mutación evolucionada de genes del mono, porque nadie podrá cruzar ni el mas evolucionado de los primates con ningún humano ya que aparte de zoofílico es improbable; así que daré por sentado de que usted no es víctima del engaño que imparte la sociedad global para que asuma que de compuestos complejos de carbono, o de combinaciones de compuestos inorgánicos surgió la vida, porque es imposible; o que siquiera piense que de una partícula diminuta ocurrió una gran explosión y surgió el universo con todos sus elementos químicos, que "de la nada" surgió, por ejemplo, nuestro sistema solar perfectamente ordenado. Es entendible que de cualquier explosión lo que resulta es una partición del material original a fracciones proporcionalmente menores, y éstas dispersadas caóticamente y en desorden. Ante tales teorías evolucionistas descabelladas se enfrenta, al menos con mayor lógica, la teoría de la creación, y ésta aclara que, de hecho Dios existe y creó todo.


PASOS PARA "VOLVER A SER" INTELIGENTE:
1 PASO: Reconocer quienes somos. No estamos solos, vivimos acompañados de alrededor de 8 mil millones de personas semejantes, quienes tenemos las mismas oportunidades y capacidades, con cerebro, pensamientos, costumbres y características que difieren. Si somos individuos promedio, pudiéramos separar a la humanidad en 2 grandes mitades, la de los que nos superan en capacidad y la de los que nosotros superamos. Pero estaríamos cometiendo un ligero error, porque la diferencia en capacidad es conceptual, mas no es conceptual la presencia o ausencia de capacidad. Aún el mas sabio de los mortales no ha podido responder enigmas que explican temas elementales del conocimiento, y los mejores científicos del momento, apenas están descubriendo nuevas cosas cada día que han permanecido ocultas a sus predecesores; y los exploradores del mañana descubrirán las que se mantendrán bajo el velo a los eruditos de hoy, pero que siempre han estado aquí. Es decir, que ni con la mayor de las capacidades intelectuales se debiera denominar a un sujeto como sabio por simplemente descubrir algo que estaba oculto para todos, porque siempre estará limitado a sus propias capacidades que no son ilimitadas, y porque no llega a develar lo otro que está pero que no logra ver, lo que demuestra que existe un inteligencia superior que sobrepasa los límites del tiempo.
¿Entonces quienes somos nosotros? Somos seres limitados por un cuerpo etéreo y material que solo ocupa el espacio físico que desplaza al vacío que sustituye. Nuestra capacidad intelectual no difiere de la del mas sabio, quien no inventa nada, sino que descubre lo que ya ha existido previamente, otrora oculto. Debemos reconocer, sin temor, que estamos atados a nuestros límites no auto impuestos. Es inevitable. Si lo haces en verdad no te estarás denigrando. Estarás empezando a abrir los ojos.

Porque así como nuestro cuerpo físico, material retiene lo inmaterial, como el tejido conjuntivo retiene los órganos vitales como frontera de protección, nuestro cuerpo retiene nuestra mente, percepciones, sentimientos, nuestro alma y espíritu. Porque no podemos contradecir que todo esto inmaterial se sujeta a lo material, o viceversa. Nuestros pensamientos, sentimientos, inspiraciones entre otras, nos describen como persona, ¿cierto?  Entonces, ¿cómo podemos explicar con lógica comprensible de que lo inmaterial se sujeta a lo material?, o lo contrario, es decir, ¿qué contiene a la mente?, ¿el sentimiento por qué le pertenece a uno?, o ¿dónde se depositan las ideas cuando uno muere?, ¿qué fuerza física detiene al yo interior, al alma? ¿Cuál se somete a qué, lo material a lo inmaterial o lo inmaterial a lo material? Sabemos qué sucede con el cuerpo físico cuando ocurre un deceso, pero ningún mortal tiene la certeza de conocer propiamente hacia dónde se dirige la razón o el espíritu posterior al cuerpo perecer.

2 PASO: Renunciar a uno mismo. Pues bien, sabiendo que tanto nuestro cuerpo material y nuestro identificable ser etéreo están limitados, entonces ¿cómo es posible que podamos pretender creernos ser 'mejores' si al abrir los ojos ante este entendimiento reconocemos que como imperfectos que somos al estar limitados, en la medida en que seamos nosotros mismos, seremos poseedores de la perfección? Dicho de otro modo, ¿dé que sirve contar con todo nuestro potencial para obtener un nivel de superación, si nuestro potencial es limitado, así como el potencial de cualquier otro de nuestros semejantes también lo es?

O sea que, siendo nosotros mismos, lograremos un nivel cierto de superación, pero limitado hasta donde solo se encuentre nuestra capacidad física e intelectual. Luchar uno mismo por alcanzar este objetivo por desconocimiento bajo nuestra limitada capacidad es un trabajo arduo y muchas veces estéril, pocas veces se logran atravesar los caminos para lograrlo, pero ¿valdrá la pena el esfuerzo si sabemos claramente que solo llegaremos a sortear algunos obstáculos para no ser vencedores al no alcanzar la meta? Es como inscribirse en una competencia deportiva con todos los costos que conlleve, de tiempo, esfuerzo, de dinero, a sabiendas que perderás en las primeras etapas de clasificación. Si siempre sabes por anticipado que el resultado es la derrota, no te inscribes.

La solución es renunciar a esa limitación, sí, debemos librarnos de depender de nuestra propia capacidad para poder lograr cualquier asunto. No me refiero a que cometamos algún acto que atente contra nuestra salud, integridad o seguridad, nada de esas tonterías ni complejidades. A lo que me refiero es muy sencillo, y lo describo en seguida. 

3 PASO: Depender de DIOS para todo. Solo debemos entregar todos nuestros asuntos a Dios. Esto es lo mas importante. Dios sabe todo sobre nosotros, pero ¿qué sabemos nosotros de Dios si no lo escuchamos? Debemos buscar la Verdad. Hablarle a Dios de nuestros problemas, contarle acerca de nuestros sentimientos, arrepentimientos, de lo que vayamos a hacer consultarle, pedirle que nos ilumine. En cada prueba que nos brinde inteligencia y sabiduría, agradecerle por todo. Dediquemos a DIOS lo que hagamos, y serle obedientes. Así de repente aparecerán reconocimientos inesperados e inmerecidos a nombre nuestro.

Dicho esto, agradezco a DIOS, por CRISTO el Único Pastor Verdadero, quien a través de su SANTO ESPÍRITU es quien revela la VERDAD.

Amen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario